martes, 30 de abril de 2013

Croquetas de jamon (by Chicote)


En cuanto vi estas croquetas me lancé a comprar el jamón y las preparé en menos que cantó un gallo. Si hay algo que nos encanta en casa es el jamón y si ya va en forma de croqueta y está buena, entonces ya es el acabose!
Después de haber hecho estas croquetas aseguro que son las mejores que hemos comido, el sabor a jamón que tienen y la textura es simplemente perfecta! Para no parar de repetir, probadlas y ya me contaréis!


La receta la copié del blog de Lore, Cocinandotelo, donde podéis encontrar unas recetas buenísimas.




Ingredientes:

670 ml de leche entera
330 ml de nata
1 hueso de jamón
55 g de mantequilla
45 g de aceite de oliva
165 g de cebolla
95 g de harina
100 g de jamón de bellota

Para el rebozado:

2 huevos
Harina
Pan rallado

Elaboración:

1.- Poner la leche y la nata en una olla junto con el hueso de jamón. Cuando empiece a hervir, bajar el fuego y dejar cocer suavemente unos 20 minutos.

2.- Poner en otra olla el aceite y la mantequilla, calentar hasta que la mantequillla se derrita y pochar la cebolla que habremos picado muy fina.

3.- Una vez se ponga transparente añadir el jamón picado también muy pequeño y rehogar todo junto.

4.-Añadir la harina, remover bien y dejar cocinar a fuego muy suave durante unos 10 minutos.

5.-Añadir la mezcla de leche y nata (que ya tendremos lista y con el sabor del hueso de jamón) poco a poco e ir removiendo bien para que no se formen grumos.

6.-Dejar cocinar otros 10 minutos removiendo para que no se agarre al fondo de la olla. Corregir de sal y añadir un poco de pimienta y nuez moscada al gusto.

7.- Pasar la mezcla a un recipiente ancho y bajo y guardar en la nevera unas cuantas horas o mejor de un día para otro.

8.-Pasado ese tiempo, ir tomando porciones de masa del tamaño que mas nos guste, dar forma y pasar por harina, huevo batido y pan rallado. Freir en abundante aceite caliente.

15 comentarios:

  1. Te han quedado de escaparate.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. qué buenas estas croquetas, las he visto ya en dos o tres blogs y me encantaría hacerlas, el problema es que, como siempre, tengo el congelador a tope...

    ResponderEliminar
  3. Desde luego es que tienen una pinta perfecta. A mí las croquetas me vuelven loca, yo creo que es un bocadito que a todo el mundo gusta, pero es que estas tuyas además son de libro. Qué maravilla!
    Un besito.

    ResponderEliminar
  4. Adoro las croquetas, son deliciosas!!!!1 nunca le he puesto nata, me lo apunto!!!! Besinos preciosa.

    ResponderEliminar
  5. dios del amorrrrrrrrrrrrrr ya te dije q las voy hacer.... madre mia q corteeeee

    ResponderEliminar
  6. Ricas, eh? Si es que es un recetón....jeje
    Gracias por mencionarme, guapa!

    ResponderEliminar
  7. Ya veo que el secreto entonces está en añadir nata además de leche. Pues con todas las que yo hago no me las puedo perder.
    Besinos

    ResponderEliminar
  8. Ficaram umas croquetes bem lindas.
    Bjs

    ResponderEliminar
  9. No hay como las hechas en casa,,,deliciosa esta receta, besitos.

    ResponderEliminar
  10. Jolín, lo cierto es que tienen una pinta, me ha entrado un hambre... Me comía mas de dos y de tres!! que buenas, Un besito

    ResponderEliminar
  11. No conozco aún a nadie que no le guste las croquetas y las tuyas tienen un aspecto fantástico.
    Deben estar riquísimas con el jamón.
    Me imagino el sabor y salivo sin parar.
    Besos y feliz día.

    ResponderEliminar
  12. Es que ese toque de nata tiene que darle mucha suavidad, claro y encima de jamón del "bueno"
    Besazos.

    ResponderEliminar
  13. Lo malo es que yo necesito el doble de jamón, porque me es imposible no caer en la tentación de ir picoteando, sobretodo cuando es un jamón bueno.
    Y entre el jamón bueno y el sabor que deja el hueso en la leche han de estar de vicio, la nata seguro que les aporta cremosidad. Croquetas para tener en cuenta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Yo por las croquetas mato, y si son de jamón, y tan cremositas como éstas, me puedo zampar la fuente entera.
    Sí, sé que engordan y todas esas cosas, pero...¿qué más da, con lo buenas que están?.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar